Como Hablar Con Tus Hijos Sobre La Demencia

Cuando un ser querido recibe un diagnóstico de demencia, afecta a toda su familia, incluidos sus hijos. Es posible que no esté seguro de lo que debe decirles a sus hijos, exactamente. Es importante que se comunique con ellos de una manera que sea apropiada para su edad y que refleje su relación con su ser querido.

Cuándo hablar con sus hijos sobre la demencia

El primer paso es decidir cuándo tener la conversación inicial. Si la persona con demencia está en las primeras fases de la enfermedad, pregúnteles si quieren participar. "Si quieren participar, pueden ofrecer información y consuelo al niño", dice Amber Ayers, especialista en demencia del Instituto de Alzheimer Banner de Tucson.

Es el momento de tener una conversación si el comportamiento del ser querido cambia repentinamente o si llama a un niño por el nombre de otro miembro de la familia. Incluso si no nota esos cambios, no subestime a los niños. "Son muy intuitivos", dice Ayers.

Qué decir a sus hijos sobre la demencia

Explique que la persona tiene una enfermedad cerebral y nombre la enfermedad, ya sea Alzheimer, demencia u otro diagnóstico. A partir de ahí, explique los síntomas, centrándose en lo que el niño puede haber notado, como la pérdida de memoria, la incapacidad de organizarse u olvidar una cita. "No hay que quitarle importancia a las cosas", dice Ayers.

En el caso de los niños más mayores, es posible que quiera compartir más detalles, como los diferentes tipos de demencia o el área del cerebro que está afectada.

Deje que su hijo le pida información. Puede animarle haciendo preguntas como: "¿Hay algo que quieras saber?".

Y reconozca sus propios sentimientos: si está triste, ansioso o asustado, hágaselo saber a su hijo. "Compartir tus emociones permite a tu hijo expresar lo que siente. No des por sentado que tus sentimientos son los suyos. Deje que le cuente lo que le preocupa", dice Ayers.

Cómo continuar la conversación

Es probable que el estado de su ser querido empeore. "Mantenga las líneas de comunicación abiertas para que, a medida que las cosas cambien, pueda seguir informando y consolando a su hijo", dijo Ayers. "Ofrezca un tiempo y un espacio tranquilos para que el niño tenga la libertad de iniciar una conversación con usted".

Los niños conectan con los síntomas, no con la enfermedad. Por ejemplo, pueden relacionarse con el hecho de olvidar el nombre de alguien o dónde están las llaves, o con sentir un cambio repentino de emoción que no saben cómo expresar. Explica la circunstancia o el comportamiento de forma adecuada a la edad y madurez de tu hijo. Y recuérdele que el comportamiento de la persona no es culpa suya, sino que es el resultado de la enfermedad.

Cómo mantener la conexión entre su hijo y el ser querido

Anime a su hijo a pasar tiempo con su ser querido. Si hay una actividad que les guste a ambos, cree oportunidades para que la compartan. Puede ser útil que tanto su hijo como su ser querido con demencia se expresen a través del arte: música, escritura, dibujo o baile. Y la expresión artística puede hacer aflorar preocupaciones o sentimientos de los que se puede hablar más tarde.

Los niños, y las personas con demencia, pueden disfrutar de las herramientas de procesamiento sensorial como almohadas, mantas de juguete o lámparas de fibra óptica. "El uso de estas herramientas puede ayudar a crear una conexión entre ellos", dice Ayers.

El resultado final

Cuando un ser querido recibe un diagnóstico de demencia, es difícil para toda la familia, incluidos los niños. Hablando, compartiendo sentimientos y manteniendo las conexiones, puede ayudar a su hijo y a su ser querido a manejarse durante este difícil momento.

 

5/5 - (4 votos)

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Como Hablar Con Tus Hijos Sobre La Demencia puedes visitar la categoría Consejos.

Otros Temas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir